KM TRAIL en la Zurich Marató de Barcelona 2016

Maratón Barcelona 2016

Este domingo 13 de marzo se celebró en Barcelona la 38ª edición de la Zurich Marató de Barcelona 2016 en la que se batieron 3 récords. El primer récord, el de participación, con unos increíbles 20.385 corredores inscritos, que se convirtieron en un total de 16.899 los que llegaron a finalizar todo el recorrido y cruzar la línea de meta. Con estas cifras la ZurichMarató de Barcelona se consolida como la quinta de Europa en número de corredores.

Además la atleta keniana Valery Jemeli batió el récord femenino de la prueba con un tiempo de 2h25’26”, con lo que batió el tercer récord del día ya que se trata de la mejor marca conseguida nunca por una mujer en una maratón celebrada en España. En cuanto a los hombres, el etíope Dino Sefir se impuso con un tiempo de 2h09’31”.

Como no podía ser de otra forma KM TRAIL estaba en la línea de salida siendo éste mi debut en esta distancia, nada más y nada menos que me estrenaba en la Maratón de Barcelona, vaya nervios!! Esperaba poder terminarla aunque fuese andando, para algo tenía que valer el sacrificio hecho durante meses anteriores, con duras sesiones de entrenamiento, medias maratones, pruebas de 30 kilómetros, etc. Siempre con los ojos puestos en este día, el reto del año para mí.

El día empezaba con algo de fresco pero se pronosticaba un día con una temperatura ideal para correr, aunque con algo de aire en algunos momentos. Empezaba en la parte delantera del último cajón (el de más de 4h), pasando por la línea de salida a las 8h47’.

Empieza el espectáculo, empieza el reto que tanto he estado esperando, y espero disfrutarlo al completo, que las piernas me acompañen y que si llega el muro (que no llegó a aparecer) la cabeza me ayude a superarlo.

Soy consciente de que en una prueba de este tipo lo mejor es ir de menos a más. Esto es la teoría, la práctica ya es otra cosa ya que entran en juego muchos más factores (nervios iniciales, la adrenalina del momento,Marató de Barcelona 2016 el verte envuelta de gente por todos lados que hacen que vayas a un ritmo que no es el tuyo, etc.) que pueden alterarte estos planes iniciales. De todas maneras consigo superar todos estos obstáculos y voy al ritmo que quiero ir y que sé que me va a permitir acabar con buenas sensaciones, sin agobios, sin quemar cartuchos, sin demarrar energía que al final voy a necesitar. Voy mirando el ritmo que llevo pero me dejo llevar mucho por las sensaciones, intentando no llegar a tener fatiga en la respiración.

Durante los primeros 20k me sitúo en un ritmo cómodo para mí (entre 5:32-5:42 min/km), siempre pensando en hidratarme y en tomar algún gel para evitar temida sensación de “vacío” con su correspondiente bajón. La verdad es que consumí 2 hidrogeles, 2 geles con taurina y 2 paquetes de gominolas Hi-gums,  aparte de toda el agua y fruta (mucha fruta!) que cogí de los avituallamientos, creo que el hecho de no tener el cuerpo “vacio” fue lo que me hizo llegar con fuerzas a meta.

Es a partir de la media maratón cuando el ritmo cómodo para mí pasaba a ser otro ya que el desgaste empezaba a notarse aunque seguía con buenas sensaciones. Por eso corro hasta el 40k entre 5:48-5:58 min/km. A partir de ese momento, entera de cabeza y contenta con las sensaciones empieza el tramo final, un tramo que en un principio temía porque no sabía con qué fuerzas llegaría a ese punto.

Empiezan los dos últimos kilómetros de la Avinguda Paral·lel que conducen a la recta de meta. Dos kilómetros que pueden hacerse eternos si no llegas con un mínimo de fuerzas ya que se trata de un “falso llano” con clara ascensión hasta la Plaza España. El ánimo de la gente que grita tu nombre sin conocerte, que te ve con cara de sufrimiento y que sabe que son de vital importancia sus aplausos desinteresados… eso siempre lo recordaré, y es lo que me hace llegar a la curva de Plaza España para coger la recta de meta como nueva. Allí se esfuman todos los males, no recuerdas los momentos duros que has pasado durante la mañana, ni siquiera los meses de duras sesiones, solamente sabes que llegas, sabes que llegas bien, que tus familiares te gritan des de las vallas y que están orgullosos, con eso es más que suficiente.

Al final del día, reto conseguido en 4h03’, muy contenta y con ganas de poder repetir un fin de semana como el vivido.

Maratón de Barcelona llegada a meta

En cuanto al material, siempre de primera calidad confiando las zapatillas New Balance W1080v5, calcetines Lurbel Distance y cinturón y portadorsales Lurbel Loop. Los geles Nutrisport Hidrogel, las gominolas HiGums y los geles de Taurina son los que me acompañaron durante toda la prueba.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *