Running y ciclismo compatibles?

Running y ciclismo

El tema central del post se basa principalmente en la pregunta que seguramente habéis escuchado alguna vez entre vuestros compañeros de fatigas. Es decir, la pregunta del millón…

Son el running y ciclismo actividades compatibles?

Cuando me hacen esta pregunta siempre llego a la misma conclusión, son compatibles? Pues sí y no!! Hay que matizar mucho y sobretodo tener muy claro cuál es nuestro deporte principal, aquel en el cual queremos mejorar día a día, y cuál es el deporte que nos sirve para desconectar o para recuperar durante el final de temporada.

A partir de este punto podemos realizar esta misma pregunta en dos sentidos. El primero, ES LA BICICLETA UNA ALIADA PARA UN RUNNER HABITUAL?

En este caso mi respuesta sería bastante clara, Sí!!

Si eres un corredor durante todo el año el coger la bici te puede venir muy bien para desconectar, mejorar tu forma y también para recuperarte de alguna lesión, ya que estamos hablando de realizar ejercicio con una total ausencia de impactos sobre superficies duras, trabajando prácticamente todo el cuerpo, especialmente el tren inferior. Te puede reportar una serie de beneficios como:

  • Fortalecimiento muscular
  • Entrenamiento regenerativo
  • Recuperación de lesiones
  • Descenso de peso

Por lo tanto, puedes utilizar la bici para realizar un entrenamiento de descanso activo o regenerativo, o un día para entrenar cardio o también un día para entrenar fuerza, siempre estirando adecuadamente los músculos específicos implicados en el ciclismo.

Sin embargo, es muy importante prestar mucha atención a la intensidad y al volumen de las actividades en bici, ya que pueden provocar alguna lesión debido al trabajo de otro grupo muscular diferente al que se trabaja habitualmente.

En cambio, podemos abordar el otro sentido de la pregunta, es decir, ES EL RUNNING ADECUADO PARA UN CICLISTA HABITUAL?

En este sentido mi respuesta no estaría tan clara, más bien estaría cercana al No!! Siempre con matices y situándonos en un ámbito aficionado/amateur y en ningún caso profesional, donde en ese caso la respuesta sería rotundamente NO.

¿Cuándo correr es bueno?

  • Si eres un cicloturista al que le gusta pasárselo bien realizando cualquier deporte sin ningún problema puedes intercalar salidas en bici con salidas de carrera a pie, con la intensidad adecuada más que perjudicarte te beneficiará porque trabajarás complementariamente todos los músculos de las piernas. Sólo hace falta ver a los triatletas lo que hacen, cómo entrenan y lo que son capaces de hacer tanto en bici como corriendo.
    • Por eso, realizar hasta 3 sesiones por semana de unos 50 minutos a una intensidad moderada puede beneficiarte cardiovascularmente para la práctica del ciclismo.
  • Si eres un cicloturista que se toma su preparación muy en serio, que te gusta llegar a las marchas a tope y que por lo general tienes poco tiempo para entrenar es mejor que si sales a correr algún día que no sea más allá del miércoles ya que si no es más que probable que tus piernas estén cargadas para los entrenamientos del fin de semana más largos y de más calidad.
    • En este caso en plena temporada no saldría mucho a correr, como mucho 30 minutos una o dos veces a la semana aprovechando los días que por diferentes motivos no puedas entrenar sobre la bici. La intensidad tiene que ser siempre aeróbica, enfocada siempre al trabajo de resistencia, nunca llegar a ritmos anaeróbicos por el peligro de lesión que eso supone.
  • Si eres un apasionado del ciclismo, te cuidas mucho, te gusta llegar a las marchas para competir o incluso compites en alguna que otra carrera, mejor céntrate en la bici, el correr a pie no va a repercutir positivamente en tu forma física, más bien al contrario.
    • Por eso, como más en serio te tomes la bici menos recomendable es correr a pie en plena temporada.

En cambio, si te has pasado la temporada encima de la bici y durante el invierno o meses de descanso realizas salidas a pie no va a perjudicarte a ningún nivel, es más tiene algunas partes muy BENEFICIOSAS:

  • Sirve de distracción y nos ayuda psicológicamente mientras seguimos haciendo deporte. Permitirá empezar la nueva temporada de bici con las pilas cargadas.
  • En menos tiempo entrenas más ya que el pulso sube más rápidamente corriendo que en bici.
  • Entrenas músculos diferentes a los que entrenas encima de la bici.
  • No dependes tanto de la luz del día para realizar un entrenamiento.

Por otra parte, como en todas las cosas, tenemos INCONVENIENTES, y esos no son otros que las lesiones. Si practicas bici habitualmente y sales a correr algún día no olvides hacerlo con mucha moderación ya que el riesgo de sufrir torceduras de tobillo, esguinces, roturas de fibras o diferentes lesiones derivadas del gran número de impactos en las articulaciones (tendinitis, periostitis, fascitis, etc.,) es muy alto. Por lo tanto:

  • Utiliza el calzado adecuado y con mucha amortiguación.
  • Realiza carrera por suelo blando, evita asfalto al menos al principio.
  • Empieza con sesiones cortas, de veinte o treinta minutos al principio. Debes trotar más que correr.
  • Ritmos muy tranquilos ya que el pulso sube con mucha más facilidad.
  • Estiramientos obligatorios después de cada sesión.

Después de leer bastantes opiniones sobre el tema y de experimentar personalmente esta cuestión puedo llegar a pensar que las dos disciplinas son compatibles, pero con muchos matices y sabiendo en qué momento e intensidad practicar cada una. Personalmente creo que es más beneficioso el ciclismo para un atleta que el running para un ciclista. Opino que cardiovascularmente son compatibles pero muscularmente no. Pero bueno, todo es cuestión de gustos.

Espero toda esta información os sirva para disfrutar tanto del ciclismo como del running, dos disciplinas tan parecidas y tan diferentes a la vez, aunque igual de bonitas y gratificantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *