Por qué corro?

Por qué corro?

Que por qué corro?

Esta viñeta de Oscar Alonso (72kilos.com) ilustra perfectamente mi principal motivo para realizar actividad. Correr me permite ordenar mis ideas pero no sólo eso, hace que las malas ideas desaparezcan. Esos días en que sientes que todo te está saliendo mal, cálzate unas zapatillas.

Hace un tiempo yo era de las que pensaban que correr era algo cansado y molesto que te dejaba hecho polvo para el resto del día, hoy veo justo lo contrario. A cada paso que das, vas acompasando tu respiración con tus pisadas, perdiendo la vista hacia el horizonte… y mientras corres, piensas en todo y al mismo tiempo en nada, es una sensación placentera la de dejar tu mente a su aire. Pero no creáis que saldréis a correr y todo será un mundo multicolor de flores y mariposas, para nada.

Los inicios siempre son duros, os lo digo por experiencia, hace 6 años mi máximo movimiento era agacharme a recoger las llaves. El primer día o mejor dicho, la primera semana, lo único que pasa por tu mente es:
– Por qué no paro?!
– No puedo más, no puedo más, no puedo más, no puedo más….
– Quién me mandaba a mi??!!

Y otros pensamientos negativos.

Por eso, lo que recomiendo es empezar con alguien del mismo nivel, alguien con quien puedas ir tan poco a poco como para intentar llevar una conversación. Se hará más llevadero si vais hablando del trabajo, la familia, etc. que si estáis pensando en dar media vuelta. Es más, el hecho de pensar que tu colega (que está fatal de forma XD) puede, pues tú también tienes que poder, os motiváis mutuamente.

Cuando lleves brincando con tu amigo cosa de un mes, te darás cuenta de que el día que él/ella te falla (alguna excusa…) tú tienes ese gusanillo de salir por tu cuenta. Confía en el gusano. Es el principio de crear un buen hábito, una forma de vida que te ayudará a estar en forma, a verte mejor y sobre todo, a sentirte mejor.

Así que el primer día que salgas sólo/a puede ser el más duro de todos pero puede que sea el más importante, el que te haga ver que ya eres un corredor/a, ya lo has logrado. Cuando ya seas un “runner” empezaras a notar los beneficios de limpiar tu mente de malas vibraciones, de tensiones del trabajo o de discusiones absurdas.

Saldrás a correr escuchando solo tu respiración y durante el primer km todavía tendrás la cabeza con alguna idea molesta, la que te ha hecho escapar, en el segundo km ya la tienes un poco a raya…pero cuando lleves 5, esa idea que te perturbaba se ha vuelto un granito de arena. Llegas a casa cansado y sudado pero con una mente abierta y de buen humor, por no decir lo bien que le sienta a tu cuerpo un poco de ejercicio cardiovascular.

He de confesar que hay gente (familia, amigos…) que todavía no confían en esta terapia, pero el correr es el psicólogo más barato, doy fe.

Así que, cuando la gente me pregunta por qué corro, les digo que es lo que me ayuda a que el resto de horas del día sean más felices. Y vosotros? Por qué corréis?

Por Vicky CatBon

KM Trail

Un comentario de “Por qué corro?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *